Baiona


Pueblo hospitalario y acostumbrado a acoger visitantes, es una parada obligatoria dentro del Camino Portugués por la Costa.

Nada más poner un pié en la Villa, descubrirás que Baiona tiene una gran tradición marinera y que el mar tiene un papel esencial en la vida de sus gentes. Te encontrarás con diferentes playas donde podrás disfrutar del Atlántico y de los deportes náuticos, que han ido adquiriendo relevancia en la zona durante los últimos años, e incluso podrás conocer las paradisíacas Islas Cíes, gracias a los viajes en barco que se organizan desde nuestra estación marítima.

En sus calles podrás disponer de todos los servicios que necesitas, destacando la gran oferta hostelera (¿dónde se come mejor que en Galicia?) con múltiples opciones de ocio, tanto diurno como nocturno. Si además te interesa el patrimonio estás en el lugar adecuado. En nuestra villa, especialmente en el Casco Antiguo, declarado Conjunto de Interés Histórico-Artístico, abundan los bienes culturales, arquitectónicos y religiosos, atractivos y de gran valor.

¡Será imposible que te quedes solo un día!

Si necesitas más información sobre Baiona, puedes consultar la web de turismo del concello: www.turismodebaiona.com

Camino Portugués por la Costa


Durante la Edad Media existían gran cantidad de caminos que recorrían el territorio en dirección a Santiago de Compostela, teniendo especial importancia los caminos procedentes de Portugal.

Dentro de estos caminos de peregrinación, los expertos incluyen el denominado Camino Portugués de la Costa, que transcurre desde A Guarda hasta Redondela, donde se une con el Camino Portugués tradicional para llegar a Santiago.

Esta ruta era seguida por los peregrinos procedentes de las tierras más occidentales, aquellos que desde países de ultramar arribaban a los puertos portugueses para llegar hasta Compostela siguiendo este viejo camino costero. Su importancia la corroboran los topónimos, elementos de devoción xacobea y antiguos hospitales y hospederías que atendían a peregrinos como los de Viana do Castelo y Caminha. Desde aquí cruzaban el río Miño en barca hasta la orilla gallega de A Pasaxe, en el actual concello de A Guarda, para continuar atravesando los municipios de O Rosal, Oia, Baiona, Nigrán y Vigo, hasta que llegaban a Redondela, donde continuaban la misma ruta que hacían los peregrinos procedentes del camino portugués que transcurre por el interior.

Si necesitas más información sobre Baiona, puedes consultar la web de turismo del concello: www.baiona.org